Dulces, Recetas

Polos de tiramisú con un buen café

Polos-de-Tiramisu-1

Los polos de tiramisú son la versión más veraniega del postre italiano por excelencia, un postre sencillo transformado en una nueva forma de comerlo manteniendo la receta original.

Hace unos días, navegando por Pinterest, encontré esta fabulosa idea para transformar mi postre favorito en unos fantásticos polos.

Pero para hablar de los polos de tiramisú, primero tenemos que hablar de la receta del tiramisú propiamente dicha. Es un postre que tiene sus orígenes en Italia, más concretamente en Treviso, en la región del Véneto (donde se encuentra Venecia). Aunque pueda parecer un postre que se remonta a muchos siglos atrás, el tiramisú es un postre “moderno”, de los años 50. Es un postre hecho a base de galletas saboyanas mojadas en café, que es como se conoce a los bizcochos de soletilla por su origen en la región francesa de Saboya, mascarpone, huevo y azúcar.

Polos-de-Tiramisu-3

Tiene muchas similitudes con la charlota (charlotte en francés) y con la sopa inglesa (Zuppa Inglese), un postre italiano donde los bizcochos de soletilla se mojan en licores y se recubren de crema pastelera. La zuppa inglese es propia de Bolonia, la ciudad donde estuve viviendo durante mi Erasmus. Algún día la haré y os contaré la historia de cómo conocimos este postre de la región de la Emilia-Romaña.[Wikipedia: Tiramisú]

Volviendo a la receta de los polos de tiramisú, me basaré en la receta original del tiramisú.

Bodegon-Polos-de-Tiramisu

Polos de tiramisú

Ingredientes

  • 2 yemas
  • 1 clara
  • 50g azúcar
  • 250g de queso mascarpone
  • 1 taza de café
  • 1 chorro de licor Amaretto
  • Bizcochos de soletilla
  • Cacao en polvo sin azúcar

Preparación

  1. Prepara el café y déjalo enfriar mientras preparamos el resto de ingredientes.
  2. Bate las yemas e incorpora el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa. Cuando lo tengas, añade el mascarpone poco a poco.
  3. Monta la clara a punto de nieve con una pizca de sal y mezcla todo sin batir en exceso.
  4. En un bol mezcla el café frío con un chorro de Amaretto y, para mojar, los trozos de bizcocho de soletilla.
  5. Ten preparado los moldes de los helados. Pon un poco de cacao en el fondo primero, seguido por una buena capa de la mezcla del mascarpone, para luego poner otra de bizcochos humedecidos en el café con Amaretto.
  6. Repite el orden de las capas de nuevo y acaba el polo con la crema de mascarpone (para que no se quede el bizcocho de soletilla el último cuando congelemos) y para finalizar un poco de cacao.
  7. Congela durante un mínimo de 3 horas. Estarán perfectos para comerlos.

Si te sobra mezcla de mascarpone siempre puedes usarla para el postre tradicional. En una fuente o vaso vas poniendo capas de bizcocho humedecido, mascarpone y cacao, sigue poniendo capas pero termina por la de cacao. Deja reposar en la nevera unas 3 horas o todo un día para que coja más sabor.

Polos-de-Tiramisu-2