Carne, Recetas

Pollo a la mostaza y gratin Dauphinois

Pollo a la mostaza y Dauphinois
Ya estoy empezando a preparar el equipaje para mi viaje a Londres de mañana, pero aún me queda por decidir mucho de lo que me llevo. De todas formas, antes de irme no quería dejar la oportunidad de poneros una receta que, aunque no es muy complicada de hacer, es deliciosa.

Os pongo un poco en situación con el acompañamiento de hoy, el gratin Dauphinois o gratén delfinés es un plato muy típico de la cocina francesa (con más de 200 años de antigüedad) y proviene de la antigua región del Delfinado cerca de los Alpes franceses. Además es curioso que el antiguo heredero a la corona de Francia recibiese el título de Dauphin.

En mi caso, he separado en porciones individuales la Dauphinois para que cada comensal tuviese su cazuela lista para comer. Pero si queréis podéis ponerlo en una fuente apta para horno y luego servir de ahí en un plato.

Para el pollo a la mostaza, es muy importante que en la medida de lo posible uséis mostaza en polvo inglesa, ya que le da un sabor fuerte y característico. Os digo esto porque en mi caso usé una mostaza en polvo española, que tiene un sabor menos potente.

Bodegon

Pollo a la mostaza y gratin Dauphinois

Pollo a la mostaza

  • 4 pechugas de pollo (180-200 g cada una)
  • 4 cucharaditas de mostaza en polvo inglesa
  • 1 puerro grande
  • 75 ml de nata líquida
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de mostaza en grano
  • Romero
  • Vino blanco

Preparación

  1. En una sartén grande echamos aceite y calentamos a fuego medio. Esparcimos el romero picado sobre las pechugas y añadiremos además una cucharadita de mostaza en polvo a cada una y un poco de sal. Las frotamos bien para que se impregnen de todos los sabores. Por último, las ponemos en la sartén para que se vayan haciendo
  2. Limpiamos y laminamos el puerro para colocarlo al lado del pollo en la sartén y coja sabor.
  3. Cortamos los ajos y los añadimos con un buen chorro del vino blanco en la sartén.
  4. Cuando el pollo esté bien hecho por dentro, echamos la nata y tapamos la sartén con una tapadera
  5. Apagamos el hornillo y sacamos de la salsa las pechugas para trincharlas. A la salsa le echamos una cucharada colmada de mostaza en grano y removemos.
  6. Por último servimos en un plato las pechugas con la salsa por encima.

Gratín Dauphinois

  • 1 cebolla roja
  • 1 kg de patatas gallegas
  • 2 dientes de ajo
  • 225 ml de nata líquida
  • 4 anchoas en aceite
  • 2 hojas de laurel
  • Parmesano
  • Tomillo
  • Nuez moscada

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 220 °C.
  2. Pelamos la cebolla y partimos por la mitad. Lavamos las patatas para quitarles la tierra y con un mandolina o el procesador de alimentos, cortamos finamente las patatas sin pelarlas junto con las cebollas.
  3. En una olla a fuego medio echamos las patatas y la cebolla, sazonamos junto media cucharadita de nuez moscada. Troceamos los ajos y cubrimos todo con 225 ml de nata líquida para después añadir tanto las anchoas como un trozo rallado de parmesano. Por ultimo, añadimos las hojas de laurel, el tomillo, un chorrito de aceite y removemos bien todo.
  4. Pasados 10 minutos separamos en cazuelas individuales aptas para horno.
  5. Con las cazuelas listas rallamos una capa de parmesano a cada una y espolvoreamos un poco de tomillo y aceite por encima antes de meterlas durante 15 minutos en el horno o hasta que la Dauphinois esté dorada e hirviendo.

Pollo a la mostaza

Comensales

En la receta de hoy, David y Rubén nos brindaron con su compañía. Rubén trajo un vino que combinaba de maravilla con las recetas de hoy y David hizo una Key Lemon Pie deliciosa que nos sentó estupendamente después de la comida que tomamos, si queréis conocer sus recetas no dudéis en visitar su blog de dulces (La Tartería).

David @Ephimer
“La comida de hoy estaba muy buena. Aunque es cierto que el sabor a mostaza no predominaba, los granos le aportaban un sabor agradable.”
Rubén @Rubenv86
“Una maravilla, qué voy a decir. Si bien el punto de la mostaza no se notaba demasiado, la guarnición había cogido un sabor buenísimo. La cazuelita con las patatas ha sido todo un acierto, en su punto y perfecto de sabor.”