Dulces, Recetas

Pastel de la selva negra

Si eres amante de las cerezas el pastel de la selva negra se va a convertir en tu favorito, capas de un bizcocho muy esponjoso, untadas de una compota de cerezas con un toque de licor y recubierto de una fina capa de nata.

El postre en si no tiene el nombre por el conjunto montañoso de la Selva Negra si no más bien por el licor de las cerezas agrias que se dan en aquella zona y que se conoce con el nombre de Kirschwasser.

Hace unos meses estuve pasando unos días en Stuttgart visitando a unos amigos que viven allí, no había tenido ocasión de conocer el sur de Alemania y es una región muy interesante. Tuve la oportunidad de visitar ligeramente parte de la Selva Negra (sobretodo porque nos cortaron la carretera y tuvimos que dar un rodeo enorme por el bosque) y relajarme en uno de sus spas en el pueblecillo de Bad Wildbad

Si has estado siguiéndome ya sabrás que he ido publicando ciertas recetas alemanas como los bretzel, Spätzle, Apfelstrudel o el currywurst berlinés.

Pastel de la Selva Negra (Schwarzwälder Kirschtorte)

Bizcocho

  • 5 huevos
  • 175g de azúcar
  • 1 paquete de azúcar vainillada
  • 130g de harina con levadura
  • 15g de cacao desgrasado
  • 50 g maizena

Compota

  • 350g de cerezas confitadas
  • 30g de maizena
  • 25g de azúcar
  • 3 cucharaditas de licor de cerezas.

Cobertura

  • 1 litro de nata para montar
  • 50g de azúcar
  • 2 sobres de vainilla azucarada
  • 2 sobres de estabilizante de nata

Decoración

  • 150g de chocolate
  • 16 cerezas

Preparación

  1. Precalienta el horno a 180ºC y engrasa un molde de 26cm.
  2. Separar las claras de las yemas.
  3. En un bol batir las yemas con 90 gramos de azúcar y el azúcar vainillado.
  4. En otro bol monta las claras a punto de nieve con el resto del azúcar. Mezcla ambos boles con cuidado.
  5. Tamiza y mezcla la harina, el cacao y el almidón de maiz (maizena).
  6. Vierte la mezcla en el molde engrasado de 26cm que has preparado anteriormente.
  7. Hornea durante unos 25 minutos.
  8. Mientras tanto prepara el relleno, escurre el jugo de las cerezas confitadas en algún recipiente.
  9. Mezcla la maizena con 4 cucharadas del jugo y el resto del jugo ponlo en un cazo a ebullición.
  10. Pon en un pequeño cazo el resto del jugo y llévalo a ebullición. Aparta del fuego y añade las cerezcas confitadas.
  11. En un bol mezcla todos los ingredientes de la cobertura hasta montar la nata y separa en dos boles.
  12. Una vez el bizcocho se haya enfriado córtalo horizontalmente en 2 partes iguales.
  13. Pon la parte baja del bizcocho en un soporte para tartas y distribuye la compota de cereza que has cocinado anteriormente y añade 1/2 de la nata por encima.
  14. Coloca el siguiente piso de bizcocho presionando un poco y extiende otro tercio de la nata.
  15. Pon el último piso y recubre toda el pastel de la selva negra con el resto de la nata (excepto unas 3 cucharadas de nata que guardarás para la manga pastelera).
  16. Ralla chocolate y espárcelo por toda la tarta.
  17. Con la manga pastelera y la punta de estrella decora el pastel de la selva negra añadiendo una cereza como punto final.