Pasta, Recetas, Vegetariano

Pasta de invierno con calabaza y ensalada de aguacate con menta

Pasta-de-invierno-1

Si no tienes más de media hora para cocinar la pasta de invierno es tu plato ideal.

Aunque se suele decir que la pasta engorda, tendríamos que tener claro que lo que realmente hace que ganemos unos kilos de más es la salsa con la que la acompañamos. Tanto los macarrones como la pasta en general tienen beneficios que nos ayudan a mantener una salud óptima. Nos aportan carbohidratos complejos y fibra. Producen un efecto de saciedad y un buen funcionamiento del metabolismo. El almidón de de la pasta aporta también serotonina, que hace que nuestro estado anímico mejore, así que habrá que comer pasta en vez de helado cuando estemos deprimidos.

Pasta-de-invierno-Bodegon

Pasta de invierno con calabaza y ensalada de aguacate con menta

Pasta de invierno con calabaza

  • 500 g de calabaza pelada
  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 300 g de macarrones
  • 1 cebolla
  • 1 cubo de caldo de verduras
  • 1 cucharadita de hinojo
  • 2 guindillas secas
  • 30 g de parmesano
  • Unas hojas de salvia
  • Perejil

Ensalada de aguacate y menta

  • 2 tomates
  • 1 pepino
  • 1 aguacate
  • 1/2 lechuga iceberg
  • 1/2 manojo de menta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Módena
  • 30 g queso feta

Preparación

  1. Hierve medio litro de agua en una cazuela.
  2. Pica la cebolla y la calabaza junto con las hojas de salvia, la guindilla seca y el hinojo (si tienes un procesador de alimentos te resultará mucho más sencillo).
  3. Pon la mezcla en la cazuela con el agua hirviendo, el caldo, los garbanzos escurridos y déjalo que cueza con la tapa, removiendo de vez en cuando durante unos 10-15 minutos.
  4. En otra cazuela pon a hervir el agua con los macarrones (sigue el tiempo de cocción del paquete) y un poco de sal.
  5. Mientras se prepara la pasta trocea el pepino, los tomates, el aguacate y la lechuga. Ponlo todo en una ensaladera
  6. Pica muy bien la menta, añádela a la ensaladera y aliña la ensalada a tu gusto con el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de Módena y un poco de sal.
  7. Por último añade el queso feta y mezcla bien.
  8. Vuelve a la cazuela de la salsa y con ayuda de una batidora de mano bate la salsa hasta que quede la textura que prefieras y añade el parmesano rallado a la salsa.
  9. Escurre la pasta, sírvela con la salsa y un poco más de parmesano rallado.

 

Pasta-de-invierno-2