Carne, Recetas

Una experiencia húngara, el goulash

Cómo ya os conté visité hace unas semanas Hungría y más concretamente Budapest. Una de las ciudades con más encanto de Europa.

Si visitais Budapest os recomiendo el restaurante VakVarjú Étterem, un restaurante húngaro muy cerca del centro y que ofrece unos precios muy ecónomicos, Cuenta con carta en inglés, menú al mediodía entre semana y como mucho os costará entre 7-14 euros. Como me cogía cerca de mi hotel, fui un par de veces y pedí un delicioso goulash y un pato con pasta que estaba de muerte.

Esta receta de Goulash es para tomársela con calma, como buen guiso lleva su tiempo.

El nombre proviene del húngaro gulyás que viene a significar pastor de ganado ya que era un plato originalmente preparado por los pastores.

Como he mencionado la tradicional Gulyásleves (sopa de goulash) era preparada por los pastores del castillo

Estos platos estaban más pensados como sopas que como estofados. Exceptuando el pimentón dulce húngaro, en sus guisos no se utiliza la harina o una salsa roux como espesante. Y el tomate por ejemplo se empezó a añadir durante la primera mitad del siglo XX.

En Hungría se suele acompañar algunos tipos de goulash con csipetke que son una versión de los spätzle que ya he preparado en una ocasión para el blog.

Goulash

Ingredientes

  • 180g de mantequilla
  • 2 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 2 nabos
  • 1 penca de apio
  • 4 tomates
  • 3 pimientos amarillos
  • 1kg de carne de vacuno
  • 1l de caldo de verduras/carne
  • Comino
  • 3 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de pimentón dulce

Preparación

  1. Pica las cebollas y corta la carne en cubos de 2cm.
  2. Calienta la mantequilla en una cazuela y pocha la cebolla junto con los ajos picados.
  3. Salpimenta, añade una cucharadita de comino molido y las cucharadas de pimentón dulce.
  4. Remueve y no dejes que se queme el pimentón (porque si no estará amargo y estropeará el sabor).
  5. Pon el resto de verduras picadas en la cazuela (nabos, zanahorias, tomates, apio y los pimientos) y cocina durante unos minutos.
  6. Añade la carne cortada junto a las verduras y rehoga hasta que se haya marcado.
  7. Vierte el caldo y deja cocer a fuego lento con la tapa durante 1 hora y media o hasta que la carne esté totalmente cocida.
  8. Tiene que quedar un guiso con un buen caldo rojizo.