Dulces, Vegetariano

Smoothies refrescantes. Parte 1: Verde y Morado


Seguimos con recetas aptas para soportar las altas temperaturas veraniegas que estamos sufriendo. Una de las mejores opciones que tenemos es hacerlo con unos deliciosos y refrescantes smoothies. En este caso os traigo dos: uno de manzana, espinacas, plátano y lima junto a otro de pera, arándanos y manzana.

A primera vista puede parecer que usar espinacas en un batido de fruta es de locos y puede echar para atrás, pero te aseguro de que es una forma muy nutritiva, fácil y deliciosa de tomar verduras junto con el sabor que le da la fruta. Los smoothies no son una cosa actual y su invención se remonta a muchos años atrás en América Latina para después popularizarse en los Estados Unidos durante la década de 1930 [Wikipedia: Smoothies].

Lo que recomiendo es que, si tenéis ocasión, cortéis la fruta y la congeléis para que de esta forma no necesitéis añadirle nada de hielo a vuestro smoothie.

Esta receta es muy corta y fácil, por lo que podéis hacerla en poco tiempo para un buen desayuno o una merienda porque con el calor que está haciendo últimamente se nos apetece algo fresquito.

Smoothies Refrescantes

Smoothie Verde

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 100 g de espinacas
  • 150 ml zumo de manzana
  • 1 lima para zumo

Preparación

  1. En el caso de este smoothie, es conveniente de que tengáis preparada una batidora de mano (porque para picar las espinacas es mucho más fácil), pero en cualquier caso también se puede hacer con una batidora de vaso.
  2. Ponemos en el vaso de la batidora el plátano cortado (mejor si lo habéis congelado antes) junto con las espinacas, el zumo de manzana y el zumo de una lima.
  3. Una vez que esté todo bien mezclado solo queda servir.

Smoothie Morado

Ingredientes

  • 2 peras
  • 150 g de arándanos
  • 100 ml de zumo de manzana

Preparación

  1. En este caso podemos usar la batidora de vaso para mezclar todos los ingredientes.
  2. Les quitamos el corazón a las peras y las cortamos.
  3. En el vaso de la batidora metemos los arándanos, las peras y el zumo de manzana.
  4. Batimos todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.

Si la textura del smoothie os resulta muy densa, podéis añadirle un poco más de zumo de manzana para que de esta forma lo consigáis aligerar.