Pan, Recetas

Bollitos bretzel o laugenbrötchen

Bretzel-4

Estos deliciosos laugenbrötchen o bollitos bretzel tienen una corteza tostada y brillante con un sabor muy característico. Esto se consigue gracias a la inmersión de la masa en una solución se sosa cáustica antes del horneado. Al hornearlo conseguirá una corteza tostada y un sabor fuerte que se debe a la reacción Maillard entre azúcares y aminoácidos. La sosa se queda en el exterior de la masa sin penetrar al interior y el horneado hace que se neutralice como bicarbonato de sodio.

El Bretzel (también llamado Breze, Brezen o Brezel según las zonas) es una pasta extendida sobre todo por la zona sur de Alemania, Austria, Suiza y Este de Francia. Tiene forma de lazo, y su nombre proviene del latín brachium o bracellum, literalmente “brazo pequeño”, debido a la forma que presentan las partes entrelazadas del mismo. Con independencia de las regiones, todas las variantes se caracterizan por estar horneadas, ya sean dulces o saladas (Laugenbrezel, Pretzels americanos, etc.).

De orígenes cristianos relacionados con la Cuaresma, las fuentes en donde se habla de dulces “en forma de disco” se remontan al siglo VIII. La primera localización geográfica sitúa a esta pasta en la zona francesa de Alsacia hacia mediados del siglo XII. Desde 2014 las variantes bávaras se hallan protegidas bajo denominación de origen.

Bretzel-1

 

Bretzel-3

Bollitos Bretzel

Ingredientes

  • 200ml de malta o cerveza
  • 50ml de agua
  • 15g de levadura fresca de panadería
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 575g de harina de fuerza
  • 2 cucharaditas de sal
  • 60g de mantequilla
  • 75g de bicarbonato
  • 1 huevo batido

Preparación

  1. Calienta el agua y la malta líquida hasta que esté tibia.
  2. Diluye la levadura fresca de panadería y el azúcar. Espera 5 minutos hasta que la levadura empiece a hacer su efecto y burbujee.
  3. Añade la harina, la sal, la mantequilla derretida y bate hasta que la masa esté combinada sin estar pegajosa.
  4. Deja fermentar tapado en una zona calentita durante una hora.
  5. Prepara dos bandejas de horno y ponles papel engrasado.
  6. Divide la masa en 18 partes iguales y dales forma de bola. Ponlas en el papel engrasado dejando 3 dedos entre cada bola
  7. Cubre las bolas con un paño y deja reposar otros 30 minutos o hasta que doblen su tamaño.
  8. Precalienta el horno a 200ºC calor arriba y abajo.
  9. Calienta 2/4 de la capacidad de una olla con agua.
  10. Cuando hierva baja el fuego y echa el bicarbonato con cuidado porque sube un poco.
  11. Cuece las bolas 30 segundos por cada lado y vuélvelas a poner en las bandejas de horno.
  12. Píntalas con huevo batido y hazles un par de cortes en forma de x.
  13. Hornea las bolas durante 15-20 minutos a media altura.
  14. Deja enfriar las hogazas de bretzel en una rejilla hasta que estén completamente fríos.

Bretzel-3