Bebidas, Brunch

Cóctel Mimosa, la bebida de los incondicionales brunch

Mimosa-2

El cóctel mimosa no puede faltar en un brunch, la suave mezcla del champán o del cava con el zumo de naranja hace que sea una bebida muy ligera y con poca graduación. Perfecta como acompañamiento a lo dulce y salado que están presentes en esta comida propia de los fines de semana y que cada vez está calando más en la sociedad española.

Como dato curioso si le añaden Champagne Grand Marnier se la conoce como Grand Mimosa. Además la mimosa no es exclusiva de los brunch, tiene como tradición tomarse en la mañana después de una boda.

Su historia nos transporta al París de los años 20, más concretamente al hotel Ritz de la ciudad de la luz. Su nombre proviene de las flores de la mimosa, unas flores amarillas que parecen como una delicada espuma amarilla. Aunque como siempre los más sibaritas podrían decir que hay otro cóctel bastante parecido, el Buck’s Fizz, un cóctel inglés que a veces se toma añadiendo granadina al champagne con el zumo de naranja.

La mayoría de los barman coinciden en que la mimosa se debe servir en una copa alargada de champán, eso si, en cambio no se aclaran entre las proporciones del champán o del zumo de naranja que lo conforman.

Además del champán (que como algo tradicional se utiliza) también se pueden usar otros vinos espumosos, en este caso yo he usado cava.

Mimosas de cava

Ingredientes

  • 1/2 l de cava
  • 1/2 l de zumo de naranja
  • Azúcar

Preparación

  1. Exprime las naranjas y obtén 1/2 l de zumo, deja una hora en el frigorífico junto al cava para que se enfríe.
  2. Cubre con un poco de azúcar un plato de postre.
  3. Moja el borde de la copa y pásalo por el azúcar.
  4. Llena la copa hasta la mitad con el zumo de naranja.
  5. Vierte la otra mitad de la copa con el cava y sírvelo con una monda o rodaja de naranja.

Mimosa-1